Buscar este blog

viernes, 27 de mayo de 2016

LUCHA DE RAZAS (Marco, 1952)





Editorial: Marco
Año: 1952
Ejemplares:  60
Dibujos:  Martínez Osete
Guión:  J. B. Artés
Tamaño:  17 x 24 cm. 
Páginas:  10 + Cubiertas
Precio:  1 pta.


Colección editada por Marco en 1952, una época de plena ebullición sectorial y en la que los personajes del tebeo eran claramente definidos en toda su dimensión. No parecía una buena estrategia poner en el mercado una colección sin héroe específico, sin que éste diera cobertura nominativa a la publicación. Editorial Marco lo sabía, de hecho todas sus colecciones de esos años se amparaban en un héroe concreto: El Puma, Red Dixon, El Príncipe Dani, Castor el Invencible, etc. Sin embargo no sucedió así con esta colección, entre otras cosas porque la lucha entre pieles rojas y blancos venía siendo un argumento recurrente en la editora.

Primero fue una colección de relatos folletinescos (principios de los años 30) titulada Pieles Rojas contra Blancos; colección que fue acompañada por un antetítulo revelador: Lucha de Razas. Más tarde, ya en los años 40, en 1945, para ser precisos, y dentro de la revista Mundo Infantil, volvería a repetir –esta vez en forma de historieta y con Boixcar en la parte gráfica— con relatos seriados de idéntico título: Pieles Rojas contra Blancos.

Así pues, con la presente colección Marco apostaba de nuevo por una cabecera de ciertas garantías. No sólo por la experiencia ya vivida, sino porque el cine y la literatura popular habían ido labrado un caldo de cultivo muy propicio a esa atmósfera de gresca entre indios y cowboys.

Fue parcelada en tres series (24 + 24 + 12), lo que hacía un total de 60 cuadernos. Cada uno protagonizado por un personaje distinto: Wennonga, Satanta y Caballo Negro, respectivamente. Martínez Osete, que sin duda se encontraba en un buen momento creador, hizo un trabajo limpio y honesto, como en él era habitual. El guión fue obra de su cuñado J. B. Artés (Joaquín Berenguer Artés).

La introducción del primer cuaderno decía así: A través de estos episodios queremos dar a conocer la historia de las grandes naciones indias hoy casi extinguidas. En los sucesivos cuadernos que se irán publicando conoceréis en forma gráfica las costumbres y hazañas de los mohicanos, hurones, cree, iroqueses, cheroquees, shawnees, choctaws, osages, pawnees, dakotas, cheyennes, kiowas, comanches, apaches, chiricahua, navajos, etc.” Una promesa sin duda excesiva, aunque por la colección desfilaron un muestrario de indios de lo más diverso.


Aunque no hemos podido comprobarlo, es más que probable que la presente colección estuviese basada en los folletines aparecidos dos décadas atrás. Al menos así se desprende de la leyenda “Adaptación Gráfica” que figuró en la cabecera. Aunque también sabemos que J. B. Artés participó de la misma, suponemos que como adaptador.  






















Portada y página interior del cuaderno núm. 1